pecera

Peceras: Pequeños mundos llenos de vida

Peceras: Pequeños mundos de vida

Como ya comenté hace tiempo, una de mis aficiones desde siempre han sido los acuarios, aunque como casi todo acuarófilo empecé con una pecera. En mi casa nunca habían gustado las peceras y mucho menos sus habitantes debido a la superstición que según dicen se asocian a estos pequeños animales acuáticos. Como todo “buen” hijo, introducir un pez en casa junto a su pecera fue sencillo, en la feria de mi ciudad había una atracción en la que ponían muchas peceras delante y tu objetivo era colar una pelota de ping pong dentro de ellas, si la cuelas, te llevas el pez (te dan la pecera también), y así es como conseguí a “Gustavito”, una carpa china naranja muy tranquila y con la que empecé a cuidar y a aprender de estos animales acuáticos.


Algún tiempo pasó y yo seguía con mi pequeño pez hasta que un día mi hermano nos trajo un pequeño acuario de unos 20 litros donde cambié la pequeña pecera de Gustavito por una mansión para el pobre, además, coloqué un calentador y empecé poco a poco a poner peces tropicales que decoraban la nueva pecera y le daban otra vidilla que no había tenido con un solo pez. El tiempo pasó y el acuario lo tuve que desmontar por unas causas u otras, a Gustavito lo regalé a una amiga que tenía un estanque y creció mucho, no se cuanto duraría porque perdí el contacto con esta amiga, pero debió durar.

Después de mucho tiempo sin acuario, fue cuando me independicé y me regalaron de cumpleaños una pecera ya algo mayor, 120 litros, todo lujo de detalles, era gigante, podía poner de todos los peces que me podía imaginar, aunque todavía lo hacía sin mucho conocimiento, hasta que empecé a leer a fondo sobre peces, acuarios, cuidados, razas, etc etc…ya que hasta ahora conocía lo básico para mantener una pecera sin muchas bajas.

Con ese acuario estuve 3-4 años y ahora he pasado a tener 4 acuarios, 2 de ellas se pueden considerar mas peceras que acuarios, tengo un 320 litros, el mio de 120 y dos pequeños de 50 y 25 litros, actualmente en el grande mantengo discos con algunos peces pequeños y en el otro ahora hay gambas, en concreto red cherry. El grande ha pasado una mala racha estos últimos días, donde he tenido 4 bajas de discos bastante importantes y lo que me ha hecho plantearme cambiar de discos a algo que me deje mas tiempo libre ya que los discos son de los peces mas delicados de las peceras de agua caliente.

Pecera con gambas

Eduardo Ruiz

Informático de vocación, apasionado de la tecnología y blogger desde hace mucho tiempo, escribo de lo que me entretiene y disfruto con ello. Si deseas seguirme, usa el rss del blog o en mi perfil de .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *